Muchos lectores de estos “Comentarios” deben estar suponiendo que, como un Inglés que para nada gusta del Nuevo Orden Mundial, debo estar

regocijándome sobre el voto reciente del pueblo Británico, aunque por un margen relativamente estrecho, para dejar la Unión Europea casi-comunista. Desgraciadamente, debo admitir que todo lo que he aprendido durante las últimas décadas acerca del NOM, me hace dudar que la aparente salida de Gran Bretaña finalmente desembocará en una reafirmación de lo que alguna vez fuera lo mejor en Gran Bretaña. A través del Atlántico, igualmente, podría amar a Trump y odiar a Hillary, pero seguramente los dos han sido puestos juntos para teatralizar para nosotros un show de marionetas Polichinela y Arlequín.

Tomen por ejemplo concerniendo al Brexit, el artículo del 24 de Junio de un Americano de alto nivel que dice la verdad, Paul Craig Roberts (ver paulcraigroberts.org), sobre por qué “A pesar del voto, las Probabilidades están Contra el Reino Unido al dejar la Unión Europea”. Él escribe: “El pueblo británico no debería ser tan cándido como para pensar que el voto resuelve la cuestión. La pelea sólo ha comenzado”. Él advierte al pueblo británico esperar que: su gobierno se vuelva a ellos y les diga que la Unión Europea nos está ofreciendo un mejor trato así que quedémonos; la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y los Fondos especulativos de Nueva York, golpean la libra esterlina como prueba de que el voto Brexit está hundiendo la economía británica (ese golpe ya ha ocurrido); el voto Brexit será presentado como habiendo debilitado a Europa frente a la “agresión rusa” (agresión que es una fabricación del NOM); los líderes del Brexit presionados para alcanzar un compromiso con la Unión Europea; etc., etc. Y Roberts dice que los lectores pueden imaginarse por sí solos muchas más de tales probabilidades, recordándoles cómo Irlanda votó contra Europa hace años hasta que fue presionada para votar a favor.

Sin embargo, en henrymakow.com/2016/06/ brexit-what-is-the-globalist-game, otro artículo que en mi opinión profundiza aún más porque Henry Makow va más allá detrás del show de Polichinela y Arlequín. Makow tiene la ventaja de ser lo que los globalistas sin duda llaman un “anti-semita”, o más bien un “odiador de Judíos” porque Makow él mismo es un Judío. Verdaderamente, solamente aquellos asidos al Mesías, o el Cristo, pueden calibrar al Anticristo.

La tesis del artículo es que “los favorables al Brexit lamentaban cómo el Establishment se alineó en su contra pero en verdad lo contrario fue la realidad”. Para probar esta tesis el artículo nombra por su nombre numerosos políticos británicos, tanto Conservadores como Laboristas, que son más o menos fervientes globalistas y que hicieron campaña a favor del Brexit (debe ser fácil checar los nombres para cualquiera que lo desee). Asimismo en los medios británicos, el artículo nombra numerosos periódicos y periodistas normalmente prenstituídos para el globalismo, que hicieron campaña a favor del Brexit. Entonces, ¿para qué fue el Brexit? El artículo le da el crédito a Putin por estar mucho más cerca de la verdad cuando él sugirió que fue para “chantajear” a Europa para crear mejores condiciones con el Reino Unido. El artículo va más allá: Brexit fue diseñado para forzar a Europa a “rendirse completamente a los Sionistas Anglo-Americanos, incitadores de la guerra y privatizadores corporativos”, y el artículo concluye que Brexit no fue “con toda seguridad, un triunfo contra el globalismo”. Y el mismo Makow agrega: “Evidentemente los poderes establecidos han decidido que Inglaterra fuera de Europa, más que dentro de ella, puede ser un instrumento más efectivo de la tiranía mundial del banco central Masónico”.

Tal vez estas especulaciones (pero no el nivel de ellas) no son correctas, pero lo que sí es seguro y cierto, ¿de qué valen Europa o el Reino Unido sin Dios? Construir sin Él es construir en vano, dice el Salmista. Sin embargo, ¿quién en todo este debate sobre el Brexit menciona siquiera una vez Su nombre? Si Brexit pudiera llegar a ser algo verdaderamente positivo, necesitará un líder con visión. Sin Dios, ¿de dónde provendrá él?

Kyrie eleison.

Mons Richard Williamson

Volver