El secretario general de Hezbolá, Seyed Hasan Nasrolá, advierte del peligro del “wahabismo” y el terrorismo saudí que busca extenderse incluso en países latinoamericanos.

 

El peligro y la amenaza para nuestra región, es el wahabismo que se esfuerza por extender su influencia en el mundo entero, incluso en Chile, alertó el líder del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), citado este miércoles por el diario libanés Al-Akhbar.

Asimismo, arremetió con dureza contra las políticas de Riad, al cual acusó de estar tratando de golpear “al eje de la Resistencia” y al bloque de países que lo apoya; es decir “Irán, Rusia y Venezuela”, entre otros.

Para Nasrolá, Al Saud es responsable de cualquier derramamiento de sangre en Oriente Medio.“El papel que desempeñó el Estado saudí desde su establecimiento (en 1932) ha sido velar por los intereses de EE.UU. e Israel en la región”, remarcó.

El máximo responsable de la Resistencia libanesa reafirmó que “la lucha contra el enemigo sionista es una realidad”, por lo que llamó a “estar consciente y siempre preparado”.

“Al-Qaeda,Daesh(acrónimo en árabe del EIIL) y el Frente Al-Nusra (rama siria de Al-Qaeda) están al servicio de los sionistas, cuyos intereses se fortalecen con el derrocamiento del sistema (político) en Siria”, recalcó.

Se refirió de igual modo a los recientes incidentes y las elevadas tensiones que se viven en los territorios ocupados palestinos, augurando que “Cisjordania está en la víspera del inicio de una tercera Intifada (levantamiento)”.

En alusión a la tragedia acaecida recientemente en la peregrinación religiosa del Hach en Mina, en las afueras de la ciudad saudí de La Meca, señaló a las autoridades saudíes como el principal autor de la masacre de los fieles.

“Si no fuera por los gritos de crítica lanzados desde Irán, los saudíes encubrirían lo sucedido en Mina, enterrarían las víctimas y encarcelarían a quienes se les antojara”, destacó.

La semana pasada, el viceministro de Salud de Arabia Saudí, Hamad bin Mohamad al-Zeweile, confirmó que la cifra de peregrinos muertosen la estampida registrada el pasado 24 de septiembre se había elevado a 4173 , si bien, la misma entidad desmintiópocas horas después su propia noticia, incurriendo en flagrante contradicción.

mjs/ktg/msf

Extraido de HispanTV

Volver