Se alude a  "gratuidad", "calidad" y  "equidad" de la educación. Se la proclama un "derecho". Ahora se añade la "inclusividad". Al discurso se añade "fin del lucro"

y  se propone abolir la "selección". Quienes por dos decenios no logran estas metas ahora prometen alcanzarlas en el contexto de una megareforma del sistema. No obstante, el debate pedagógico parece superficial.

¿Qué es la "calidad"? Las  respuestas son variadas y poco convincentes. También convoca a la polémica la "equidad". Conlleva suprimir la "selección". Ello motiva otra controversia. Se presenta como "democratización". Estimamos es un disfraz de la "masificación". Surge ensamblada con la  "inclusión". De ello se deduce que el sistema actual "excluye". No obstante, se registra sobreoferta y alta cobertura.

La PSU  "selecciona" ¿habrá que suprimirla porque también segrega? Nuestros expertos en educación no se percatan que la segregación refleja una sociedad separada en clases sociales. Ello se agudiza porque las escuelas -la mayoría municipales- frecuentadas por retoños de los estratos bajos  están devaluada socialmente y privadas de exigencia académica. Impera el "laisser faire".

Prof. Pedro Godoy P.

Centro de Estudios Chilenos CEDECh

Volver